Efecto Colmena - Conciencia abeja
efecto colmena

Efecto Colmena es una Asociación Civil dedicada a crear conciencia sobre la importancia de las abejas en nuestro entorno. Rescatamos abejas, educamos a la sociedad en torno a la cultura abejil.

hola@efectocolmena.com
instagram
síguenos y dona
Efecto Colmena > Granito Polen  > Abejas: qué se necesita para ser una Especie en Riesgo de Extinción en México

Abejas: qué se necesita para ser una Especie en Riesgo de Extinción en México

En México, para que una especie esté legalmente reconocida en riesgo debe aparecer en la Lista del Anexo III, de la NOM-059-SEMARNAT-2010.

¿QUÉ ES LA NOM-059-SEMARNAT-2010?

Es una Norma Oficial Mexicana (NOM), que como otras, establece las disposiciones normativas o reglas para regular los aspectos técnicos que deben cumplir de manera obligatoria las Dependencias de la Administración Pública Federal en todo el Territorio Nacional. Las correspondientes a la protección y mejoramiento del medio ambiente y los ecosistemas, así como a la preservación de los recursos naturales son expedidas por la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) (8).

La NOM-059-SEMARNAT-2010 es, entonces, una Norma Oficial Mexicana emitida por la SEMARNAT en 2010, en materia de protección de flora y fauna, que tiene por objeto identificar las especies o poblaciones en riesgo en la República Mexicana. Para alcanzar su objetivo, la Norma establece los criterios de inclusión, exclusión o cambio de categoría de riesgo de una especie o población, así como el método para evaluar su nivel de riesgo de extinción (7).

¿Cuáles son las categorías de riesgo que establece la NOM-059-SEMARNAT-2010?

La norma contempla cuatro categorías de riesgo (7):

1) Probablemente extinta en el medio silvestre (E). En ella se incluyen las especies que ya no tienen ejemplares en vida libre dentro del Territorio Nacional, y de las cuales sólo se conocen ejemplares vivos en confinamiento o fuera de los límites del Territorio Nacional.

Ejemplo es el lobo gris mexicano, cuya extinción en el medio silvestre data de 1970. Posterior a este año, México y Estados Unidos desarrollaron un programa de conservación y reproducción de ejemplares en cautiverio, con logros favorables que han permitido intentos de reintroducción a la vida silvestre (9).

2) En peligro de extinción (P). Comprende a las especies cuyas áreas de distribución o el tamaño de sus poblaciones en el Territorio Nacional han disminuido drásticamente poniendo en riesgo su existencia en su hábitat natural debido a factores tales como la destrucción o modificación drástica de su hábitat, las enfermedades, la depredación, entre otros.

Como es el caso del jaguar, el cual originalmente habitaba territorios desde el sur de Estados Unidos hasta Argentina, y en la actualidad sólo se encuentra en un 40% de esa extensión. En México sus poblaciones en vida silvestre ocupan principalmente territorios en el sur del país y no sobrepasan los 4 mil individuos (10).

3) Amenazadas (A). Esta categoría corresponde a aquellas especies que están en peligro de desaparecer en el corto o mediano plazo, si los factores negativos que amenazan su existencia siguen operando de la misma forma.

Tal es el caso del águila real, la cual se ve afectada por su alta tasa de mortalidad antes de la madurez sexual, en muchos casos a causa de la desnutrición. Los principales agentes que han afectado su subsistencia son la modificación de su hábitat para el desarrollo de actividades agrícolas, ganaderas y de urbanización, lo que reduce también su acceso a los recursos alimenticios; el uso de venenos para sus presas, lo que les causa la muerte de manera indirecta; el uso de pesticidas organoclorados que afecta a sus presas y llega a las águilas al consumir el producto de su caza; la persecución de ganaderos, su cacería con fines comerciales, y la electrocución en tendidos eléctricos. Si las condiciones anteriores no logran revertirse, en poco tiempo el águila real será una especie en peligro de extinción (11).

4) Sujetas a protección especial (Pr). Incluye a las especies que podrían llegar a encontrarse amenazadas si no se modifican los factores que afectan su subsistencia. Esta categoría determina la necesidad de propiciar la recuperación y conservación de la especie, o bien, de ésta y de poblaciones de especies asociadas.

Una especie en esta categoría es la mariposa monarca, la cual ha visto amenazado su fenómeno migratorio de EUA y Canadá al centro de México, su zona de hibernación, por la tala clandestina, el cambio de uso de suelo, el manejo forestal inadecuado y el turismo desordenado. En Estados Unidos, el uso de pesticidas y la destrucción de algodoncillos (hierba en la que depositan sus huevecillos) también le ha generado afectaciones importantes (12).

¿Quiénes pueden y cómo modificar la lista de especies en riesgo?

La lista de especies en riesgo se publica como Anexo Normativo III en la NOM-059-SEMARNAT-2010 y es resultado del trabajo conjunto de la SEMARNAT con instituciones académicas, centros de investigación, científicos especializados, sociedades científicas y otros sectores sociales interesados (7).

Cualquier persona o institución puede hacer propuestas de inclusión, exclusión o cambio de categoría de riesgo de una o más especies. Dicha propuesta debe incluir información sobre los datos del responsable de la propuesta, el nombre científico de la especie a considerar, así como diversos elementos técnicos, así como la información requerida por el Método de Evaluación del Riesgo de Extinción de las Especies Silvestres en México, y si son plantas del Método de Evaluación del Riesgo de Extinción de Plantas en México (Anexo Normativo II de la NOM-059-SEMARNAT-2010), así como las posibles políticas, medidas y acciones de conservación (7).

De acuerdo con Ley General de Vida Silvestre (LGVS) la lista de especies en riesgo debe revisarse y actualizarse, de ser necesario, cada tres años o antes si hay información suficiente para su modificación. En caso de contingencias ambientales o emergencias ecológicas que pongan en riesgo a una especie pueden publicarse actualizaciones extraordinarias de la lista de riesgo de acuerdo al procedimiento establecido por la Ley Federal sobre Metrología y Normalización (7).

Para la LGVS, la población es la figura central de las acciones de protección, conservación y aprovechamiento sustentable(7), por ello, más que las especies lo que se evalúa son las características de las poblaciones de una especie para considerar su nivel de riesgo y poder colocarla en alguna de las cuatro categorías de riesgo enumeradas anteriormente.

La Lista de riesgo se elabora bajo la categoría de especie y subespecie, por lo que se incluye a todas las poblaciones, sin embargo, si hay información suficiente para la inclusión o cambio de categoría de la población de una especie en peligro de extinción o amenazada a la de protección especial se puede realizar la propuesta a la Secretaría y de ser aprobada, la excepción de publicará en la lista (7).

¿Qué considera el Método de Evaluación del Riesgo de Extinción de las Especies Silvestres en México?

El método de Evaluación del Riesgo de Extinción de las Especies Silvestres en México (MER) se encuentra en el Anexo Normativo I de la NOM-059-SEMARNAT-2010 y evalúa cuatro criterios independientes, los cuales en función de sus características obtienen un valor numérico que se suma al final y permite una evaluación acumulativa de riesgo (7). Estos criterios y sus valoraciones son las siguientes:

1. La amplitud o tamaño relativo de la distribución natural del taxón en México

I. Si es menor al 5% del Territorio Nacional se considera muy restringida y se evalúa con 4 puntos.

II. Si la distribución abarca del 5% al 15% del Territorio Nacional, se considera restringida y se asignan 3 puntos.

III. Si la distribución en Territorio Nacional es mayor al 15% y menor al 40% se califica como medianamente restringida o amplia y se valora con 2 puntos.

IV. Se considera amplia o muy ampliamente distribuida si su distribución en el Territorio Nacional es igual o mayor al 40% y obtiene un 1 punto.

Nota: En el caso de especies de aguas dulces se deben considerar las cuencas hidrológicas en que se ubican y la porción que ocupan en ellas. Para el caso de especies marinas se toma como “totalidad del Territorio Mexicano” la superficie llamada “Zona Económica Exclusiva”.
2. Estado del hábitat con respecto al desarrollo natural del taxón.

En este caso se consideran las condiciones físicas y biológicas del hábitat particular con respecto a lo que requiere el taxón para su desarrollo natural.

I. Si es hostil o muy limitante se evalúa con 3 puntos

II. Si es intermedio o limitante se valora con 2 puntos

III. Si es propicio o poco limitante se le asigna sólo 1 punto

Ejemplo: En la imagen podemos observar una evaluación de especies de Agavaceaes, utilizando la Evaluación de Riesgo de Extinción de las Especies Silvestres. REEVALUACIÓN DEL RIESGO DE EXTINCIÓN DE CINCO ESPECIES DEL GÉNERO POLIANTHES L. (AGAVACEAE)
Teresa Patricia Feria-Arroyo1,2, Eloy Solano2 y Abisaí García-Mendoza3,
www.inecol.mx

3. Vulnerabilidad biológica intrínseca del taxón.

En este criterio se consideran los factores o historia de vida que hacen vulnerable a un taxón, como pueden ser sus estrategias reproductivas, los efectos del clima sobre los fenómenos biológicos de la especie como la migración; los aspectos alimentarios, la variabilidad genética, el grado de especialización, entre otros.

I. Vulnerabilidad alta es igual a 3 puntos

II. Vulnerabilidad media es igual a 2 puntos

III. Vulnerabilidad baja es igual a 1 punto

4. El Impacto de la actividad humana sobre el taxón

Se evalúa estimando numéricamente el impacto y la tendencia que generan los seres humanos sobre el taxón analizado. Se considera la presión por asentamiento humanos, la fragmentación del hábitat, la contaminación, el cambio en el uso de suelo, el comercio y el tráfico ilegal, la introducción de especies exóticas, la construcción de infraestructura.

I. Si hay un alto impacto se asignan 4 puntos

II. Si el existe un impacto medio se asignan 3 puntos

III. Si causa bajo impacto se asignan 2 puntos

Las especies que sumen entre 12 y 14 puntos se consideraran en peligro de extinción , las que sumen entre 10 y 11 puntos se consideran amenazadas, mientras que aquellas que obtienen menos de 10 puntos en el MER y requieren protección especial deben presentarse como propuesta de inclusión en la lista de riesgo en categoría de protección especial a la SEMARNAT siendo enfáticos en la caracterización del riesgo en el que se encuentra dicha especie o especies y las políticas, medidas y acciones necesarias para su protección.

Para caracterizar este riesgo se debe incluir un mapa con la distribución geográfica de la especie o población en cuestión, un diagnóstico del estado histórico y actual de la especie y su hábitat, su relevancia ecológica, taxonómica, cultural y económica; los factores  reales y potenciales de riesgo y la importancia de cada uno de ellos; las acciones que deben tomar las autoridades como consecuencia de la propuesta, considerando la acción específica, la contribución que ésta tendrá a la solución del problema, y las acciones regulatorias vigentes aplicables directamente a la problemática; un análisis de costos que incluya a los grupos o sectores que deben cubrirlos; un análisis de beneficios, que indique quienes serán los grupos beneficiados; una propuesta general de seguimiento de la especie, y referencias de informes y estudios publicados que sustenten el planteamiento de la propuesta.

En el caso de especies que se presumen extintas en la vida silvestre sólo se debe presentar el mapa de distribución en territorio nacional, la relevancia ecológica, taxonómica, cultural y económica, así como la propuesta de medidas de seguimiento para la especie o especies consideradas.

Fuentes

  1. Ramírez López J, Sánchez Pérez TA. Manual de Protección Civil [Internet]. CDMX, México: Camara Mexicana de la Industria de la Construcción/Sistema Nacional de Protección Civil/Centro Nacional de Prevención de Desastres; 2014 [citado 2019 Julio 12] 40 p. Leer en fuente.
  2. Tagle Martínez M. Proposición con punto de acuerdo para incluir a las abejas en la lista de especies en riesgo de la NOM-059-SEMARNAT-2010. [Internet]. CDMX, México: Gaceta del Senado; 2018 [citado 2019 Jul 12]. p. 1–5. Leer en fuente.
  3. Tercera_Comisión. Dictamen de la Tercera Comisión sobre el tema de protección a las abejas en México [Internet]. CDMX, México: Gaceta del Senado; 2018 [citado 2019 Julio 12]. p. 1–16. Leer en fuente.
  4. Hurtado Valde JC. Proyecto de Modifcación del Anexo Normativo III de la NOM-059-SEMARNAT-2010. Diario Oficial de la Federación [Internet]. 2018 Aug 13 [citado 2019 Julio 12];121. Leer en fuente.
  5. Secretaria_de_Economía. Programa Nacional de Normalización 2014. Diario Oficial de la Federación [Internet]. [citado 2019 Junio 12]; Leer en fuente.
  6. Secretaria_de_Economía. Programa Nacional de Normalización 2019. Diario Oficial de la Federación [Internet]. [citado 2019 Julio 12]; Leer en fuente.
  7. Comité_Consultivo_Nacional_de_Normalización_del_Medio_Ambiente_y_Recursos_Naturales. Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010. Diario Oficial de la Federación [Internet]. 2010 Dec 30 [citado 2019 Jul 12]; Leer en fuente.
  8. SEMARNAT. Normas Oficiales Mexicanas [Internet]. 2018 [cited 2019 Sep 30]. Leer en fuente.
  9. CONABIO. Lobo Mexicano (Canis lupus baileyi) [Internet]. Enciclovida. 2016 [citado 2019 Julio 30]. Leer en fuente.
  10. WWF. Jaguar [Internet]. Salvemos a un amigo. 2019 [citado 2019 Julio 30]. Leer en fuente.
  11. CONABIO. Águila real (Aquila chrysaetos) [Internet]. Enciclovida. 2016 [citado 2019 Julio 30]. Leer en fuente.
  12. WWF. Mariposa Monarca [Internet]. Salvemos a un amigo. 2019 [citado 2019 Julio 30]. Leer en fuente.
Comparte

Sin comentarios

Añade Comentario

Name*

Email*

Website